fbpx

TONY SACA ESTA DEPRIMIDO Y PIDE LIBERTAD

El expresidente de la República, Elías Antonio Saca, ocupó el espacio que le dio el juez para defenderse y decir varias cosas que para él son importantes, la primera: que prefiere estar en libertad porque es la única forma en que podrá desvirtuar las acusaciones en su contra y demostrar que es inocente.

«Yo no me voy a escapar, todo mundo me conoce», afirmó Saca, en un estado de evidente depresión, ya que enfrenta un juicio por varios delitos que la Fiscalía le atribuye, entre ellos, el supuesto enriquecimiento ilícito de millones de dólares cuando fungió como mandatario de la República entre 2004 y 2009.
En concreto, Saca y su familia no pudieron justificar más de $2.7 millones de sus cuentas bancarias y propiedades, además se le acusa del desvío de millones de fondos del Estado a cuentas privadas.
Además, se le sigue proceso judicial por los delitos de peculado, agrupaciones ilícitas y lavado de dinero.
Sumado al deterioro físico que muestra por encontrarse preso desde hace un año en el centro penitenciario de Mariona, a Saca le atormenta en su mente que su captura se haya dado en la madrugada del 30 de octubre de 2016, en medio de la fiesta de boda de uno de sus hijos. Saca es el primer expresidente de El Salvador que es enviado a prisión de reos comunes.
Así lo expresó el exgobernante al juez, que eso no era necesario, ya que él siempre estaba dispuesto a acudir a las audiencias y colaborar con la Fiscalía en las investigaciones.
Lamentó que en los allanamientos que realizó la Fiscalía se hayan incautado de decenas de documentos con los que podría probar que es inocente, dijo. Saca aún espera su sentencia definitiva.

Comments

comments