ENCUENTRAN POSIBLES RESTOS DE LA AGENTE CARLA AYALA

GRACIAS POR APOYARNOS EN ESTE ESFUERZO CON TU DONACION

ULTIMA HORA INFORMACION AL DIA

Falsificaron documentos para poder enterrar a agente Carla Ayala

La Policía Nacional Civil (PNC) afirma que las investigaciones apuntan a que la agente desaparecida Carla Ayala fue enterrada por familiares de Juan José Castillo Arévalo, prófugo y miembro del Grupo de Reacción Policial (GRP), y que para lograr su cometido la hicieron pasar como una pariente.

El jefe de la PNC, Howard Cotto, detalló que, según las indagaciones, los familiares usaron un acta de defunción con un nombre falso para poder enterrar el cadáver. El acta fue emitida por un doctor de Ilopango que admitió a la PNC que no sabía quién era la occisa y que tampoco nunca vio el cuerpo. Es de aquí de donde partió toda la investigación.

Según explicó Cotto, el cuerpo de Ayala estaría enterrado en el cementerio de San Francisco Javier, en Usulután, mismo que es custodiado por las autoridades. En esta zona el agente prófugo Arévalo tiene familiares

Agregó que las pesquisas revelaron que el 31 de diciembre de 2017, tres días después de que desapareció la agente, los familiares de Arévalo sepultaron a una persona en completo secretismo en dicho camposanto.

Sin embargo, dice, no hubo actos fúnebres, no hubo amigos o familia. La tumba quedó en completo abandono, dijo el director de la PNC.



El caso de la desaparición de la agente se remonta a finales del año pasado, cuando Arévalo hirió y secuestró a Ayala durante una fiesta del GRP y desde entonces ya no se supo el paradero de ninguno.

Cotto dijo que están gestionando la documentación necesaria para la exhumación del cuerpo.

La Policía informa que han encontrado en el cementerio de San Francisco Javier, de Usulután, los posibles restos de la agente del Grupo de Reacción Policial (GRP), Carla Ayala, desaparecida desde hace un mes y medio después de que al salir de una fiesta Navideña, uno de sus compañeros la raptara.

Desde este domingo la Policía custodia el área a la espera de la autorización del Tribunal para proceder a la exhumación de una de las tumbas del cementerio en mención.
Por su parte la Fiscalía no ha querido brindar mayores detalles. La agente Ayala desapareció desde el pasado 28 de diciembre de 2017, aparentemente fue golpeada, secuestrada y posteriormente fue asesinada por su colega del GRP, Juan Josué Castillo, quien está prófugo de la justicia y ha sido incluido en la lista de los 100 delincuentes más buscados en el país.