fbpx

Asesinato de sacerdote no está ligado a pandillas y no hay capturas

En el homicidio del sacerdote José Cecilio Cruz, párroco de la Iglesia San José de la Majada, de Juayúa, en Sonsonate, acaecido el domingo pasado no hay capturas y la muerte del religioso no está relacionada a pandillas, informó esta mañana el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto. 
Esto a pesar de que el ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde había informado que tenían en la mira a varias personas sospechosas del crimen ocurrido en la habitación de la parroquia en donde el sacerdote oficiaba la misa.
Las investigaciones apuntan a que la puerta no fue forzada para que los delincuentes ingresaran a su dormitorio y le dieran muerte con arma de fuego.
Las primeras pesquisas señalan a un crimen originado por el impago en que el sacerdote supuestamente había caído con pandilleros de la MS-13, debido a que sobre su cuerpo encontraron un mensaje que decía: «no pagó la renta MS-13», pero esta hipótesis poco a poco se ha ido descartando.
«Sin ser concluyente, este hecho no tiene que ver con los grupos de pandillas, sino que obedece a otras circunstancias. Ustedes entenderán que yo ahorita no puede adelantar comentarios. Lo único que les puedo decir es que vamos avanzando en la investigación», subrayó Coto.
Una de las teorías que maneja la Policía es que el asesinato del sacerdote Pérez podría estar relacionado a las críticas que el religioso hacía constantemente de la tala de árboles en la zona.
El Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, mencionó el domingo en su homilía que conversó con el Obispo de Sonsonate, Constantino Barrera y que éste le asegura que el sacerdote asesinado nunca externó que estuviera siendo extorsionado o amenazado de muerte.

Comments

comments