fbpx

EL MANA NO CAE DEL CIELO

EL MANA NO CAE DEL CIELO

Por Ariel Romero, escritor y motivador salvadoreño

“Créete tus propias mentiras,” pero el maná no cae del cielo.

Si no trabajas, si no te sacrificas, si no dejas tu zona de confort difícilmente saldrás de la pobreza.

Dios dijo al pueblo de Israel, por medio de Moisés:

“Yo haré llover pan del cielo para ustedes. El pueblo saldrá y recogerá diariamente la porción de cada día.”

Fíjese bien, que dice: el pueblo saldrá y recogerá diariamente la porción de cada día, es decir, que trabajará cada día y como resultado del trabajo tendrán abundancia, pero más adelante también les dice: que el séptimo día no deben de salir a trabajar.

La gente pone muchas excusas para no esforzarse y salir a trabajar como Dios manda, seguramente te preguntarás y ¿cómo Dios manda?

En seis días terminó Dios de formar los cielos y la tierra y a todos sus seres vivientes y entonces satisfecho de su obra descansó el séptimo día.

Allí está la orden, trabajar seis días de la semana y se dice días completos.

Algunas personas piensan que el maná o sea el pan les caerá del cielo sin ningún esfuerzo.

No hay excusa que valga para no trabajar. El rico trabaja más de los seis días de la semana y hasta dieciocho horas diarias, porque cada vez que tiene cien dólares de ganancia quiere otros cien más. Rápidamente dirás que el rico es un ambicioso, que es un explotador, que es un desgraciado.

El pobre en cambio cuando ya ganó diez dólares, con eso se conforma y volverá a la faena hasta que se los termine, es decir hasta que se los haya gastado, piensa que el maná caerá del cielo, que trabaje o no trabaje, de hambre nadie se ha muerto y él sabe que eso está comprobado.

La reflexión es que debemos de esforzarnos un poco más cada día, para salir de la pobreza económica, no sigamos pensando en que el gobierno está obligado a mantenernos, o peor aún que te caerá pan del cielo.

Comments

comments