El niño del Tigrito y la maldita bala perdida (VIDEO)

ntigur1

La trágica historia de doña María Leonor Alvarenga, madre de Francisco García Alvarenga, el niño aficionado del Club Deportivo FAS y que en el 2001 perdiera su vida en el estadio a raíz de la maldita bala perdida, disparada por un fanático irresponsable como muchos que no miden las consecuencias de sus actos.

Cuando doña Leonor ve a su niño tirado en el suelo asesinado por la bala maldita se quiebra y pierde la razón y casi se queda en aquel estado de locura, porque el dolor, la angustia y la incapacidad de no poder cambiar la historia del sufrimiento superaba todas las fuerzas humanas.

Quiso quitarse la vida, “ese día daba gritos de dolor” dice, sin embargo, una pequeña luz la iluminó, la luz de Frank que le decía que debía seguir viviendo, para que lo visitara en el cementerio y le llevara juguetes y la ternura de madre.

El niño del Tigrito, así se le conoce a Frank, su madre lo visita diariamente en el cementerio y conversa con él y le da muestras del cariño y la ternura de materna.

En la habitación de Frank no ha pasado el tiempo, allí se quedó para siempre el año de la tragedia, el 2001.

Aquella bala maldita que se llevó a Frank, también secuestró a su madre y le cambió la vida para siempre.

Y en algún lugar anda suelto un demente disparando su arma sin medir las consecuencias, ciego en la locura del fanatismo.

Compartimos esta historia de noticias 4 Visión, para hacer conciencia a los inconscientes que disparan y que sus balas malditas arruinan la vida de los demás.

Ariel Romero
Colaborador de Diarioelsalvador.com

You must be logged in to post a comment Login