Rancho VIP de los diputados "En el mar la vida es mas sabrosa"

Muchos se sorprendieron cuando escucharon la propuesta. Se miraron estupefactos: construir para los diputados dos bungalós VIP –privados- en San Marcelino, en la Costa del Sol, La Paz.

Un bungaló es una casa pequeña de una sola planta que se construye para descansar; y es para “darles privacidad” a los diputados. La propuesta que la Gerencia de Administración y Finanzas hizo a los diputados que participan en la Junta Directiva de la Asamblea costará $82,458.

Los que se sorprendieron también se ruborizaron. Por eso la propuesta no fue discutida en el momento sino que lo harán después.

El centro recreativo de los diputados está en La Paz. Tiene piscinas, áreas de recreación, estacionamientos. Fue inaugurado en los años 90 cuando Gloria Salguero Gross era presidenta de la Asamblea. Ella se opuso a construir bungalós privados, como los que ahora fueron propuestos.

“Eso está fuera de lugar”, se quejó Ana Vilma de Escobar, de ARENA. Reiteró que en el presupuesto de 2017 la Asamblea puede ahorrar más de 1.5 millones de dólares.

Pero no es solo eso. Los directivos también recibieron una solicitud para licitar compra de comida por $180,005.  La diputada del principal partido de oposición la criticó porque en el presupuesto de 2016 hay un suministro por $200,000 para alimentos más servicios de hostelería por $150,000 más otras comidas por $150,000. En total son $627,703 para alimentarse.

El 8 de agosto Diario El Mundo publicó que Lorena Peña, presidenta de la Asamblea, gastó $51,385 del llamado Fondo Circulante. Con el dinero del erario compró desayunos, arreglos florales, semita, papaya, guayaberas, blusas, artesanías, café, hizo donaciones a oenegés cercanas al FMLN, pagó parqueos en centros comerciales.

En alimentos, por ejemplo, gastó más de $2,000. Similar cantidad gastó en arreglos florales. En hamacas y forros para cojines la factura fue de casi $150.  Para semita presupuesto $126. También hay compras de chaquetas, centros, blusas, pantalones en establecimientos del centro comercial Galerías.

Los ejemplos de gastos excesivos sobran en la Asamblea. En almuerzos los diputados gastan, en promedio, $29 por plato. En desayunos, $12. En un par de meses llegan a gastar hasta $160,000. La justificación es que piden los servicios de alimentación porque trabajan al mediodía. Y porque deben reunirse desde temprano.

102nueveperiodicodigital Juan Torres 

You must be logged in to post a comment Login