Tony Saca seguirá tras las rejas

GRACIAS POR TU AYUDA PARA MANTENER ESTE SITIO ACTIVO

La jueza del Juzgado Cuarto de Paz de San Salvador, Nelly Edith Pozas, decretó detención provisional para todos los acusados de desviar $246 millones de fondos públicos a cuentas personales.



El expresidente Antonio Saca, el expresidente de ANDA, César Funes, el exsecretario de Comunicaciones, Julio Rank, y tres empleados de Casa Presidencial deberán permanecer recluidos en las bartolinas de la DAN a la espera de su juicio.

La jueza determinó que habían suficientes pruebas presentadas por la FGR en su contra. De ser hallados culpables los acusados podrían ser condenados a prision con penas máximas de 12 años por peculado, 18 años por agrupaciones ilícitas y 15 por el delito de lavado de dinero.